UNIFORMES DE HOSTELERÍA

No toda la ropa laboral debe tener las mismas características, no corre los mismos riesgos un cocinero/a que una peluquera/o o un odontólogo .El uniforme de trabajo ha de estar adaptado a las necesidades del personal.

La ropa de cocina debe ser holgada para permitir la movilidad que implica el oficio pero no demasiado, ya que una chaqueta de cocinero demasiado ancha puede provocar accidentes.

También debemos fijarnos en el tejido de la ropa de hostelería. Lo más recomendable es adquirir chaquetas de cocinero fabricadas en tejido ignifugo para evitar incendios.

El calzado para hostelería debe ser ligero y flexible y llevar suela antideslizante que evite resbalones.